24LM: Drama absoluto para Toyota. Porsche le arrebata la victoria en los últimos 5 minutos.

1

Anthony Davidson, Sebastien Buemi y todo el equipo Toyota estaban expectantes y con una alegría contenida al ver que su LMP1 híbrido número 5, en esos momentos pilotado por Kazuki Nakajima, se encaminaba cómodamente hacia la primera victoria de la marca en las 24 horas de Le Mans, pero ocurrió lo peor. Tras 23 horas y 55 minutos rodando con solidez y sin cometer ni un solo error, Nakajima gritaba desesperado por la radio que se estaba quedando sin potencia, ante la incredulidad de absolutamente todo el mundo.

Los de Porsche, que ya habían tirado la toalla, se encontraron con una victoria absolutamente inesperada y caída del cielo. Mientras en su box era todo euforia absoluta, en la zona de la marca japonesa eran todo lágrimas, rabia e impotencia. Ni siquiera se clasificaron finalmente para el podio, un podio que rascó un equipo Audi en horas bajas. Crónica obtenida de motor.es.

La edición 2016 de las 24 horas de Le Mans pasará a la historia como uno de los desenlaces más crueles de la historia de las carreras de motor. Kazuki Nakajima, Sebastien Buemi y Anthony Davidson se han quedado a sólo cuatro minutos de conseguir la primera victoria para Toyota en la mítica prueba de resistencia, pero una inoportuna avería a falta de sólo 4 minutos ha dado al traste con una prueba en la que el fabricante japonés había dominado durante 23 horas y 55 minutos. Las lágrimas dePascal Vasselon y del resto de miembros de Toyota lo dicen todo.

La victoria final fue para el Porsche 2 de Neel Jani, Romain Dumas y Marc Lieb, en una carrera en la que sólo pudieron esperar. Pese a que estuvieron por momentos luchando por la victoria, especialmente por la mañana del domingo, el equipo de Stuttgart ganó cuando ya se habían rendido. De hecho, la avería de Nakajima llegó justo después de que parasen en boxes para sustituir neumáticos e intentar llevarse la vuelta rápida de carrera, prácticamente como un intento de salvar una carrera y conseguir algún titular escueto.

Para Audi también el abandono del Toyota 5 ha supuesto que salvan una curiosa estadística: han estado a punto de quedarse fuera del podio por primera vez desde que disputan las 24 horas de Le Mans. Al Audi 7 del ‘Big three’ (Fässler, Lotterer yTréluyer) le pasó de todo: problemas de frenos, eléctricos o de presión de aceite le privaron de luchar por los puestos de arriba ya en la primera hora. El otro coche de los cuatro aros, con Lucas di Grassi, Loic Duval y Oliver Jarvis, se tuvo que conformar con pelear por la cuarta plaza, hasta que al final se subieron al tercer puesto sin más.

Tampoco fue el día para el trío campeón del mundo. El Porsche 1 de Mark Webber, Timo Bernhard y Brendon Hartley sufrió una avería en la bomba de agua que les lastró hasta el final de la parrilla, y al final llegaron a meta por puro pundonor, aunque por detrás de casi todos los LMP2.

Merhi deslumbra.

Si ha habido un protagonista positivo en el día, ese fue Roberto Merhi. El piloto castellonense, en su primera participación en las 24 Horas de Le Mans, demostró su rapidez, competitividad y constancia en una prueba en la que sus compañeros Matt Rao y Tor Graves dieron al traste con sus opciones.

Merhi, que marcó la vuelta rápida de la categoría de LMP2, no pudo completar su debut en Le Mans con un buen resultado por culpa de Matthew Rao, que estrelló el Manor a falta de tres horas y media para el final. La rajada de Merhi en Eurosport lo dice todo: “Sabía a lo que venía y que ganar era muy difícil, simplemente por la alineación de pilotos que teníamos“.

El vencedor de la categoría LMP2 fue el Signatech Alpine de Nicolas Lapierre, Stéphane Riquelmi y el joven Gustavo Menezes, por delante del G-Drive de Roman Rusinov, Will Stevens y René Rast.

Ford se estrena.

El equipo dirigido por Chip Gannassi ha conquistado con una enorme pelea frente al Ferrari del Risi Competizione las 24 horas de Le Mans en la categoría de GTE Pro. Joey Hand, Dirk Müller y Sebastién Bourdais devolvieron a lo más alto al fabricante estadounidense.

En esta categoría, el español Antonio García con Corvette demostró las carencias de este coche frente a los nuevos Ford y Ferrari. El coche número 63 sólo pudo ser noveno de su clase.

Por último, en los GTE Amateur, el ganador fue el Ferrari 458 Italia del Scuderia Corsa pilotado por William Sweedler, Townsend Bell y Jeffrey Segal.

Fuente: motor.es
Foto de cabecera: Motorsport España

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s